DÁNZATE

DÁNZATE

domingo, 31 de diciembre de 2006

DANZAS SAGRADAS CIRCULARES


Las danzas sagradas en círculo fueron una idea en el corazón de Bernhard Wosien en los años 70. Muchos hicimos eco de su llamado interior y la tarea de la paz a través del círculo en danza se abrió camino y formó su cuerpo.

Las danzas nos permiten llegar a estados de profunda conexión con nuestra esencia individual y colectiva, son un vehículo de paz y sanación muy poderoso.

Su sencillez y espontaneidad hacen que sean accesibles a personas de todas las edades, más allá de las ideas, las creencias o la cultura.

La música del mundo, las danzas tradicionales y los movimientos arquetípicos nos conectan con las raíces de la humanidad y el inconsciente colectivo; compartir danzando en círculo nos contacta con la Tierra y con las dimensiones sutiles.

Nuestra nueva cultura está naciendo, y en medio de los cardos y espinos de la realidad que nos transmiten nuestros medios y el sistema, estamos floreciendo y eligiendo nuestro destino, nuestro camino, nuestra realidad cotidiana.

En esa direccion plantamos nuestro compromiso, asumiendo que el camino de la Paz y la Seguridad es aquí, en este corazón, en este círculo, es nuestra responsabilidad.

Fuente:

Tinkudanza

DANZAS 11:11



Las Danzas Sagradas 11:11 son herramientas muy poderosas para anclar la Realidad Mayor en lo físico.
Son profundamente transformadoras. Cada danza es para un propósito específico el cual es siempre tenido en cuenta.
Algunas danzas son extremadamente vigorosas, mientras otras son tan sutiles que apenas nos movemos.
Cada danza tiene miríadas de niveles de maestría y refinamiento.

Hay actualmente 11 Danzas Sagradas que han sido creadas por Solara
y otras para facilitar nuestro viaje a través del 11:11.

Fuente:

Danzas 11:11

DANZA TRIBAL

En su origén, la danza oriental
estaba relacionada con los ritos de
fertilidad.Las mujeres la utilizaban
en círculos sagrados femeninos para activar
la energía vital de los organos reproductores
,tener buena gestación,recuperarse del parto
y para conectarse con la energía de la Tierra.

Nada que ver en lo que se convirtió en el siglo
XX para entretenimiento sexual de los turistas.

Hayar

jueves, 28 de diciembre de 2006

PRÓLOGO "LENGUAJE DEL MOVIMIENTO"



Antonio Tapies


"Cuando, hace años, empecé a investigar en el movimiento, tenía ya la certeza de que por él se podía acceder a un aspecto de la condición humana al que no se puede llegar por otros medios. Entonces no podía imaginar la complejidad del proceso que iría entendiendo más tarde.

Primero tuve que comprender que el movimiento corporal es mucho más que un vehículo de expresión de emociones y que tiene una relación muy directa con la inteligencia, lo que me llevó a tratarlo como un lenguaje: El Lenguaje del Movimiento. El desarrollo sistemático de esta idea fue mostrando algunos de los elementos de ese lenguaje y haciendo así más comprensible lo que transmite. Como eso ya constituía en sí mismo un método de entrenamiento y trabajo, pude enseñarlo y verlo practicar a muchas personas, con grados de intensidad y complejidad muy variados. La observación consiguiente fue poniendo de manifiesto que El Lenguaje del Movimiento habla especialmente de un aspecto del ser humano: de su estado de conexión o desconexión. Paralelamente, me fue revelando qué es la conexión. Podríamos definirla como el grado de complejidad con que un ser está vinculado con la realidad. La mente humana se vincula con una porción de la realidad tan compleja como le permite su propia complejidad. Los animales inferiores se vinculan a un segmento muy limitado de realidad. Según ascendemos en la escala evolutiva, ese segmento se hace progresivamente más amplio. Cuando pensamos en el ser humano, con un proceso de desarrollo intelectual en perpetuo cambio, sencillamente ignoramos hasta dónde puede llegar la conexión... principalmente porque nosotros somos parte de ese proceso.

La ciencia es uno de los medios de los que nos servimos para incorporar nuevos campos a nuestro sentido de la realidad; pero también lo son el arte, la mística o el sentido común.

El Lenguaje del Movimiento ayuda a conocer este proceso y no hay que dudar en calificarlo de espiritual, pues la espiritualidad no es sino un nivel cualitativamente especial de la inteligencia.

El estudio de la conexión con este método me permitió entender su proceso evolutivo y distinguir en él tres fases: lo higiénico, lo psicológico y lo creativo o trascendental. Llamo lo creativo al estado de máxima conexión que puede experimentar un ser y considero que es siempre consecuencia de un proceso de desarrollo anterior. Creo importante resaltar la cualidad necesaria de esas fases, auténticos cimientos sin los cuales la creatividad no puede sustentarse. Están conectadas entre sí por unos espacios a los que llamo puentes: son espacios de consciencia que, al articular los pasos higiénico-psicológico y psicológico-creativo desembocan en la unidad.

Todo lo anterior constituye un modelo. Por la metodología de mi investigación no le atribuyo un carácter científico; lo considero más bien una antropología filosófica y, como modelo que es, no precisa más justificación que su propia coherencia y el refrendo que le otorgue el uso.

Aunque lo fundamental -en cuanto a estructura- ha surgido a base de un trabajo de investigación, en cuanto a inspiración creo que han influido mucho dos aspectos importantes, aunque paradójicos, de mi experiencia personal: el contacto con el arte moderno y con el sufismo tradicional, la mística islámica. Son dos espacios aparentemente dispares, pero conectados entre sí por un parecido anhelo de libertad. Y en ambos he encontrado -de modo menos formalizado en el arte y más en el sufismo- huellas de las fases que señalan el camino hacia lo creativo. Estoy convencida -y sé que en esta certeza no estoy sola- que en ese camino convergen la espiritualidad, el arte y los entendimientos superiores del espíritu. Que el sufismo y el arte moderno puedan estar conectados es un ejemplo del significado del puente y, por extensión, augura posibilidades de entendimiento entre ámbitos culturales muy diferentes si sabemos crear los instrumentos precisos."

AZIZA LLORDÉN

martes, 26 de diciembre de 2006

RAPEROS CREATIVOS

ARENA



En la arena del tiempo un hombre danza en un
círculo el eterno retorno.

DANZA DE MONGOLIA



Danzas tradicionales folflóricas:

Mongolia

LENGUAJE DEL MOVIMIENTO




DE AZIZA LLORDÉN

Es un método de auto-conocimiento a través del movimiento.

Ayuda a conocer el cuerpo, a descubrir emociones ocultas para poderlas canalizar, permite movilizar partes del cuerpo que habitualmente se tienen olvidadas y esto permite desbloquear la energía y las tensiones musculares.

Se trabaja íntimamente con la inteligencia emocional y espiritual, actua como un termómetro de auto-evaluación de las propias emociones y sentimientos. Ayuda a reconocer, aceptar, integrar y mejorar aspectos y tendencias del carácter humano.

Este método de trabajo corporal se desarrolla a tres niveles:

Higiénico: Es el nivel más superficial, aquello que tenemos en común con los demás. Necesita flexibilidad, adaptabilidad, es el espacio anterior al yo desarrollado.
Psicológico: Es el nivel intermedio, el músculo, la individualización, la personalidad, la libertad de ser distinto, el yo presente y auto-consciente.
Creativo: Es el nivel más profundo, el hueso, la creatividad, aquello que trasciende al yo, en servicio y beneficio de los demás.

Ayuda a integrar y ordenar: pensamiento, sentimiento, vitalidad y acción.

Hayar

AZIZA LlORDEN




En el año 1994 me encontré con Eduardo
Scala despúes de años sin vernos.
Eduardo es un  Poeta visual, místico y artista de artistas.

Nos pusimos al día mutuamente, el conocía a todos
los "volaos" del espíritu y del arte en la Isla de Mallorca ,
le hablé de mi iniciación en un
camino sufi en Granada y del nombre que me habían dado
"Aziza", me habló de otra Aziza que vivía en
Mallorca, que era una artista del movimiento
y que también era sufi.

Una semana después nos presentó bajo una parra
llena de uvas doradas del mes de septiembre, y nos dijo:

"Aziza te presento a tu espejo Aziza", y aquí
empezó una historía de "amor" mutuo, amor
por el sufismo, amor por el arte,
amor por la danza y el movimiento y amor
por la libertad.

Fue mi mentora en sabiduría y en su sistema
personal que ella diseñó "Lenguaje del movimiento"
un método de auto-conocimiento a través del movimiento.

En él encontré la libertad que
siempre había estado buscando, con un sistema
estructurado y pautas definidas, pero en el que
cada uno se movia con absoluta libertad,
para conectar con la autenticidad.

En el 2006 se cumplen 10 años que Aziza partió
del mundo físico al mundo espiritual
y no quiero que su trabajo se pierda,
así que lo voy a compartir en este blog,
este es mi tributo a ella, un ser
de luz que iluminó mi vida mientras compartimos
objetivos comunes,  lo que me regaló lo quiero abrir
a los demás ,con infinito amor.


domingo, 24 de diciembre de 2006

MAYA AND TOMER

DANZA RETIRO



La belleza del arte en la calle,
en el parque del Retiro en Madrid.

"El País de nunca jamás" donde
todo es posible.

DANZA CONTEMPORANEA


La danza contemporánea surgió como una reacción en contra de las posiciones y movimientos estilizados del ballet clásico, alejándose de su estricto criterio tradicional y romántico, de cualquier código y regla académica. Fue conocida después de la I Guerra Mundial y ha sido la http://www2.blogger.com/img/gl.photo.gif
Añadir imagenportadora de una importante función: la comunicación.

Según muchos, esta danza se define más a través de lo que no es que de lo que es. En la danza contemporánea la dinámica del cuerpo proviene de la energía de la persona haciendo que el movimiento alcance cada parte del cuerpo. El espacio es utilizado como una vía natural de expresión a través de cada gesto y del dinamismo del movimiento.

Influenciada por diferentes estilos que fueron desarrollados durante el último siglo en América y Europa, sólo uno de ellos es permanente en la danza contemporánea de hoy: la libertad.

Su ejecución no sólo se desarrolla en posición vertical, es tan rica que se pueden usar diferentes posiciones y niveles. La forma en la que ocurre es siempre caracterizada por la simplicidad y elegancia de su técnica.


Su historia se puede definir en tres períodos:

• 1900: Período marcado por los movimientos libres de las bailarinas Isadora Duncan, Ruth Saint Denis y Mary Wigman, quienes buscaron darle a la danza un sentido más comunicacional, apoyándose en fuentes de inspiración más antiguas a las de occidente.

• 1930: La segunda ola de bailarines modernos surgió en Nueva York, entre los que se cuentan Martha Graham, Doris Humphrey y Charles Weidman. Para estos bailarines la fuente del movimiento era más interna que externa, recurriendo a acciones naturales como el respirar o el caminar.

• 1945: Este período comenzó al finalizar la II Guerra Mundial y aún posee vigencia. Bailarines como Alwin Nikolais, Merce Cunningham, entre otros, fusionaron técnicas provenientes de la danza social, el ballet y la danza moderna.


PIONERAS DE LA DANZA MODERNA

Isadora Duncan
Dio origen al movimiento a través de la escultura griega. Prefirió bailar descalza, dejando de lado a las convencionales y clásicas zapatillas de ballet. Usaba una sencilla túnica como atuendo. Localizó el origen del movimiento en el chakra del plexo solar y creó danzas en las que se alternaba la resistencia y el abandono a la ley de gravedad.

Ruth Saint Denis
Sus composiciones estuvieron basadas en el estilo de las danzas de la India, Egipto y Asia. Comenzó su carrera como bailarina solista, formando posteriormente la compañía Denishawn con su marido Ted Shawn.

Mary Wigman
Su coreografía estuvo inspirada en el mundo asiático y oriental. En sus trabajos, ya fuesen en grupo o como solista, utilizó muchas veces máscaras.

Martha Graham
Su técnica estuvo basada en la relajación y contracción de la respiración (inhalar y exhalar). Sus primeros trabajos eran bastante abstractos ya que se centraban en movimientos del cuerpo, como por ejemplo el iniciado en el torso. Creaciones e interpretaciones posteriores narraron temas místicos y psíquicos.

Doris Humphrey
Su técnica se basó en la caída y recuperación de la dinámica natural de la pisada humana y de la influencia de la fuerza de la gravedad. Las danzas humorísticas, de contenido social y de musicales se hicieron presentes en sus repertorios, tomando los gestos y las palabras como fuentes coreográficas en lugar de sus experiencias obtenidas en la investigación del movimiento.

Merce Cunningham
Localizó el movimiento en la columna vertebral y causó una revolución al mezclar la técnica de Graham con el ballet tradicional.

Fuente:Expresión en movimiento

RUMI FUNDADOR DE LOS MEWLEVIS


El sufismo está formado por una diversidad de técnicas, dirigidas e indicadas por el maestro o sheik, basadas en la meditación, la oración, el ayuno, la música, la poesía, los cuentos y la danza. La danza Derviche ya existía con anterioridad al Islam en Asia central. Los chamanes entraban en éxtasis a través ella. Posteriormente evolucionó con el Islam. El giro es practicado según determinadas reglas, en lugares y momentos precisos. La mano derecha se coloca extendida hacia lo alto con la palma mirando hacia el infinito, la mano izquierda se dirige hacia la tierra. De esta manera el bailarín se convierte en un mediador entre el cielo y la tierra, lo infinito y lo finito, la persona se vacía para ser un canal.
En este rodar rítmico se busca entrar en unión con el todo.

Cada diecisiete de diciembre desde hace siete siglos, la orden de los derviches danzantes celebra la memoria de su maestro fundador, Yalal ud-Din Rumi, el más grande poeta místico del Islam. La personalidad de Rumi, conocido entre sus seguidores con el apelativo de Mawlana (Nuestro maestro) ha hecho aportes fundamentales al tasawuf o sufismo, conjunto de tendencias místicas desarrolladas en el marco socio-cultural del Islam.

LA DANZA DERVICHE




Los derviches nacieron en el seno del sufismo, el ala mística del Islam. Bajo las ideas inspiradoras del gran poeta Rumi, los derviches elaboraron una danza donde el adepto se entrega a continuos giros circulares (ampliar foto de abajo, izquierda). Este fotoderviched.jpg (30547 bytes)movimiento, el ritmo mismo de la danza, posee una inspiración sagrada; la impulsa el anhelo de unir al hombre con la divinidad. En 1982, un grupo de derviches giradores de Estambul realizó un gira por Europa. En Barcelona, fueron entrevistados por la redacción de la Revista Cielo y Tierra. En este momento de Textos sobre mitología, simbolismo y religión de Temakel, les presentamos una versión parcial de esa conversación donde surge el espíritu de la danza derviche, su historia y simbolismo.

También, como acercamiento al mundo derviche quisiéramos recomendar el film Encuentros con hombres notables, dirigido por el famoso director teatral Peter Brook, donde se recrea la infancia y juventud de Gurdieff, célebre pensador espiritualista ruso. En el último tramo de esta obra se recrean las danzas circulares de los derviches.

- ¿Puede ser la danza un camino espiritual?

D: Puede serlo, si se considera la danza como algo que forma parte de una gnosis. Esto es difícil de entender, porque actualmente al hablar de danza se entiende algo profano. Pero la danza, en África, Asia y en todas partes, era inicialmente de carácter místico. Pero, al final, por influencia de Occidente, se ha vuelto profana. ¿Es correcto hablar de una danza derviche? Puede decirse así, pero quizá es más exacta la expresión "derviches giradores", aunque esta denominación empezó a utilizarse en el siglo XIX -época que marca ya una decadencia- y, desde luego, no se refiere a lo esencial. Esta expresión indica un punto de vista superficial. Lo mismo puede decirse de otras expresiones como, por ejemplo, la de "derviches aulladores" (howling dervish) que hace referencia a ciertos derviches que repiten el Nombre Divino (Allah) y, al llegar al éxtasis, la palabra se convierte en algo así como un suspiro, un ruido de la garganta. Derviche mewlewi es la denominación más adecuada y ya está implantada, de la misma manera que lo está el término "sufi".

-¿Cuál es el significado de la palabra mewlewi?

D: Mewlewi es aquel que es un adepto de la tariqa, es decir, que se ha dado a Mawlana Jalal ad-din Rumi, fundador e inspirador de esta tariqa.

-¿Cómo hay que entender la singularidad y, al mismo tiempo, universalidad del sufismo mewlewi?

D: El sufismo mewlewi procede del sufismo islámico. Su fuente radica en la alta Asia, en el país originario de los turcos, los cuales se convirtieron al Islam a partir de los siglos VII y VIII. El Sufismo, que puede definirse como lo esencial de la religión, como su ideal gnóstico, se había desarrollado y lo continuó haciendo dentro del Islam. Los mewlewi, o mejor, la tariqa de Rumi -es decir, la vía que se organizó por inspiración de Rumi en el Asia Menor, después del siglo XIII- estaba basada en esos principios. La universalidad es, pues, el Islam. También hay que tener en cuenta que en el siglo XVI se extendió el sufismo a través del Imperio Otomano que ocupaba entonces todo el territorio de Oriente Medio, desde Budapest a Basora. Se crearon en esta época unas ciento cinco zawiya de derviches localizadas en todo el Oriente Medio, Balcanes y Países Árabes. Esto continuó hasta el año 1925; después de esta fecha no hubo más zawiyas de derviches, es decir, había derviches pero no había una organización. Todo fue clausurado y actualmente no queda nada, no hay ninguna zawiya de derviches giradores. Puede hallarse vestigios, para ejemplo, en Budapest, donde queda uno de ellos...

-Al parecer, el samaa es anterior a Rumi

D: Sí, así es. Estuvo organizado antes de Rumi por un shaij llamado Ruzbiham Bakli, de la ciudad de Baqr. Rumi tenía seis años cuando él murió y no llegó a conocerlo. Además, habitaban regiones distintas.

-¿Cuál ha sido el proceso por el cual las personas que actualmente componen el grupo se han vuelto a reunir tras la disolución oficial de los derviches?

D: Cabría hablar de una "influencia". La organización no existe desde hace siglo y medio, pero están las familias, la gente que guarda la tradición, las personas que continúan interesándose por las obras de Rumi, por la danza y la música. Es una cadena que continúa, que no se ha interrumpido.

-¿Y quedan todavía maestros?

D: Efectivamente, pero no se les ve, están ocultos, lo cual es propio de los verdaderos maestros. Se trata de personas que conocen la danza y la música, pero de un modo profundo. Hay que buscarlos, hay que esforzarse. De momento, estamos invitados aquí, realizamos una danza. Debe quedar claro que somos una delegación técnica, no gnóstica.

- ¿La tariqa mewlewi es la más importante en Turquía?

D: Sí, la más importante. Existió durante más de cinco siglos. Fue una de las comunidades más importantes socialmente hablando. Incluso se conoce una leyenda, según la cual los soldados -el cuerpo armado del estado otomano- decían que si un día el Sultán y su familia dejasen de existir y no hubiera más príncipes para dirigir el país, habría que llamar como sucesor a otro sultán del Mar Negro. Y si esto tampoco fuera posible, habría que dirigirse al jefe de los derviches para gobernar el estado. Esto prueba que además de poder espiritual, los derviches ostentaban en cierta medida un poder temporal. Personalmente creo que fue un error por su parte compartir el poder político. Pero es una simple opinión, no soy el juez de la historia.

-¿Cual es el concepto mewlewi de la relación entre el ser humano y la divinidad?

D: El hombre es una parte de la divinidad. O mejor, el hombre no existe: existe el alma humana. El hombre debe sacrificarse materialmente; de hecho, en todos los sistemas esotéricos o místicos hay que sacrificarse ante el Creador. Una vez cumplido este acto, ya no hay hombre, sólo hay Dios. Este es el mensaje de todo el sufismo islámico. Existen muchos poemas y alegorías que giran alrededor de esta idea: que el hombre, en último grado de su desarrollo espiritual, debe integrarse en el Alma divina. No hay más que un solo existente: Dios. No hay otro. Todo lo visible o lo invisible, toda la existencia es, de hecho, una manifestación divina. Así pues, el hombre debe volver a su origen. Este es el ideal de los sufíes en general y de los mewlewi en particular.

-¿Es pues el sama un método para realizar la verdadera naturaleza?

D: No. El sama es una técnica. El método es superarse, ir más allá de las ambiciones, llegar a ser lo mínimo. El sama es algo así como la culminación de todo un proceso ascético. Es un placer espiritual. El devoto es alguien que se ha consagrado, que desea renunciar a su lado animal, a su aspecto ilusorio. El sama es un símbolo de todo este trabajo. Representa la conjunción del alma y el cuerpo. A este respecto, una frase del Profeta dice que hay que morir antes de la muerte. Pero es difícil...

- ¿Cuáles son las condiciones para poder entrar actualmente en el grupo?

D: Como no existe un círculo ni una organización, para poder entrar hay que tener el número telefónico de alguien, de un derviche de Estambul (sonríe). Hay que tener un contacto personal o tal vez familiar. No existe una zawiya, un lugar a donde dirigirse y decir "quiero ser sufí". Por otro lado, la palabra 'sufi' indica a alguien que se ha entregado a las obras espirituales. De hecho, es un adjetivo, pero en Europa continúa utilizándose como nombre. Hay personas que afirman ser sufíes. Esto no tiene mucho sentido, dicho así. Además, si se afirma algo semejante hay que demostrarlo. En definitiva, pues, se trata de un trabajo interior, de un ascetismo.

-¿En la actualidad, vuestro grupo es el único existente?

D: Hay otro grupo en Konia que hace representaciones "turísticas". No es tampoco un grupo gnóstico, sino cultural. Realizan encuentros, talleres, conferencias... Y además, se realiza el sama como si se tratara de una representación. Todo esto no me agrada demasiado. Para mí el ideal es distinto; ojalá pudiera crearse un grupo verdaderamente gnóstico. Pero de momento, repito, no hay una zawiya de derviches, no hay un trabajo de encierro (jalua).

- ¿Considera la posibilidad de que los occidentales se interesen por el sufismo?

D: Sí, es posible. Actualmente hay varios grupos sufíes en Europa, que están formados por maestros de Oriente. Pero creo que un día se reencontrarán las raíces espirituales de Occidente, lo cual es más deseable que una simple imitación de lo oriental. Las raíces de Occidente están en el Cristianismo. Claro. Hay grandes ideales místicos en el Cristianismo y no deberían perderse. Cuando entro en una iglesia noto que algo sutil "revolotea" en el ambiente. Hay que recoger estas "vibraciones" espirituales.

-En este sentido, ¿cree que el sufismo puede ayudar a los occidentales en esa búsqueda de sus raíces?

D: Sí, claro. La simple idea de buscarse a sí mismo, es decir, el "conócete a ti mismo" -mensaje eterno de la antigua Grecia- es decisiva. Hay que profundizar en la riqueza que encierra el Cristianismo. Eso está bien, ¿pero es suficiente? ¿No significaría tal actitud permanecer en el terreno de lo exotérico? El exoterismo es el camino hacia el esoterismo. Aunque se vea sólo el exterior, si se continúa profundizando, un día se encuentra el origen. A nuestro entender, cada uno debería permanecer en su lugar. Es absurdo, por ejemplo, pretender islamizar a todo el mundo. Cada uno debería quedarse en su lugar, pero ahondando en sus ideas, en sus emociones, en su existencia sobre el planeta.

-¿Es indispensable la presencia de un maestro?

D: Sí, es importante; forma parte del método. A veces el conocimiento se transmite mediante simples miradas. Leer libros está bien, permite llegar a comprender muchas cosas. Pero la vida, de hecho, no es eso. La transmisión, la vida, es otra cosa. Es necesario un maestro; alguien que haya pasado ciertas experiencias, a menudo dolorosas. Porque el derviche no es un personaje encerrado en su torre de marfil. Está en paz consigo mismo, pero es vulnerable al dolor ajeno, a la ignorancia y a la tristeza de los demás. Por eso, puede afirmarse que un derviche es alguien que piensa, come y duerme por los demás; que no es de sí mismo, sino de la entera raza humana.

- - ¿Cuál es el simbolismo de esta danza? Hay un gran simbolismo en ella.

D: Su simbolismo fue revelado por primera vez un siglo después de Rumi, por un sufí llamado Divane Mehmet Shelebí, uno de los más grandes poetas del sufismo. Era descendiente de Rumi, vivió en Antioquía, y fue el creador de una zawiya de derviches. Escribió un gran poema lírico y didáctico. Versos, aforismos y anécdotas sobre la vida de Rumi han ido desarrollándose durante siglos, creando un rico simbolismo. Quizá uno de los significados simbólicos más importantes sea, debido a la posición que adoptan los brazos y manos de los danzantes, el de recoger la baraka del Cielo y llevarla a la Tierra para distribuirla a los demás. Pero, ¡atención!, Si se profundiza en un símbolo puede caerse en el error de intentar definirlo, obligando a los demás a pensar como uno mismo. Esta ceremonia tiene un gran sentido místico y un profundo mensaje. Significa la conjunción entre el hombre y su divinidad. Es un secreto. Lo que sucede puede explicarse por símbolos, no hay otro medio. Pero es necesario que todos estos símbolos estén "libres" para que este mensaje se trasmita. Porque pretendiendo definir un símbolo, lo que hacemos es "ocupar" las imaginaciones. Hay entonces una cristalización de las ideas y de ahí a la idolatría no hay mucha distancia. Desde luego, la vida esotérica no es visible desde el exterior. El ser humano es como un volcán y es preferible dejarlo así.

- ¿Cómo contempla usted el futuro, en sentido espiritual, y especialmente en Occidente?

D: Es necesaria una metamorfosis. Creo que llegará el día en que la humanidad empezará a pensar y el cartesianismo -la herencia de Aristóteles- será borrado de la faz de la tierra. Habrá un retorno de la fuente humana. Porque donde está el ser humano hay siempre espiritualidad. Y, repito, Occidente debe encontrar su propio espíritu, aunque respeto a los buscadores sinceros que tratan de seguir un camino, sea éste Oriental u Occidental. Aunque no me hago demasiadas ilusiones pensando que toda la comunidad occidental vaya a volverse espiritual y mística de un día para otro. (*)

(*) Fuente: Versión parcial de entrevista publicada en página http://www.webislam.com

MI AMOR POR LA DANZA



Siempre he amado la danza, creo que empecé
a bailar antes que andar, desde pequeña
soñaba con música y danza, bailaba...bailaba
hasta el éxtasis, de joven recibí formación
de danza-clásica y danza-jazz, seguí mi
aprendizaje con Arte Dramático y fui
investigando e incorporando todas las
Técnicas Corporales que me iban apareciendo
en el camino, a los 20 años entró el aroma
del espíritu en mi vida y me decanté por
técnicas más orientales, Yoga, Taichi,
Qi Qong, Gurdieff, Técnicas sufis...

Siempre fui muy rebelde y me costaba aceptar
largas jornadas de formación prediseñadas,
por lo que mi curiosidad me hacía picotear
muchos estilos pero no había ninguno que me
atrapara definitivamente .

Al final siempre había una falta de libertad
y autenticidad en los movimientos y nunca
fui muy buena para copiar.

Un día leí la biografía de Isadora Duncán y
recordé que de niña había visto la película
de Vanesa R. me quedé fascinada y fue ahí
donde me empezó a interesar la danza
contemporánea y el movimiento libre,
eso es lo que mi alma anhelaba,
bailar ...bailar hasta el éxtasis en
libertad.

En la danza contemporánea aunque más
fluida que la clásica aún faltaba
espontaneidad, la coreografía era
importante y la coordinación grupal
se imponía a la flexibilidad interior.

En el fondo buscaba el espíritu,
la expresión del espíritu en movimiento,
el éxtasis de comunión con lo sagrado.

A los 28 años después de dos años en caminos
sufis apareció Aziza Llordén en mi vida,
Maestra sufi contemporánea y creadora del
método "Lenguaje del movimiento".

Aquí ya el encuentro con ARTE-ESPIRITUALIDAD-
LIBERTAD-AUTOCONOCIMIENTO se dió.
Fue su regalo, la amé profundamente hasta que
el destino y la muerte nos separó.



Hayar

BIOGRAFIA DE ISADORA DUNCAN


La búsqueda incesante de la libertad

"Nací a la orilla del mar. Mi primera idea del movimiento y de la danza me ha venido seguramente del ritmo de las olas…"

Obsesionada por la danza, alcanzó la perfección clásica y fue una constante innovadora; a los cinco años de edad anunció a su familia que sería bailarina y revolucionaria, y lo fue. Pudo ser pianista, pintora o poeta, pero en su danza juntó todo eso.
En su arte se entrevió la sensibilidad artística de su madre, Mary Dora Grey, y la necesidad obsesiva de encontrarse a sí misma por el vacío que le dejó la ausencia de su padre, el banquero Joseph Duncan. Su nombre original fue Ángela, pero desde pequeña, influida por la educación clásica que recibió de su madre, adoptó el nombre de Isadora.

El temprano dolor por la separación de sus padres lo volcó en una http://www2.blogger.com/img/gl.photo.gif
Añadir imagenintensa aprehensión de todo lo que su madre pudo enseñarle, desde el arte de la antigua Grecia hasta la poesía, la plástica y la música contemporáneas. La marcaron para siempre los recuerdos maternos, por ejemplo las clases privadas de piano con las que su madre mantenía el hogar, pero también cuando le transmitía teorías innovadoras como la feminidad, la vida seglar y el paganismo.

Todo eso iba configurando el espíritu libertario de Isadora. Alguna vez, cerca de la playa, los vecinos vieron a la solitaria niña imaginando y creando movimientos con sus manos y sus pies, jugando con las olas y desarrollando la belleza de su cuerpo.

La escuela le pareció una cárcel, por eso la abandonó. Su verdadera educación fue escuchar cotidianamente a Beethoven, Schumann, Schubert y Mozart. El ritmo y la sensibilidad reverberaban en su alma. A los seis años reunió a varios vecinos para mostrarles, con sus gestos, el movimiento del mar.

Cuando fue adolescente, una bibliotecaria la ayudó a interesarse más en la literatura y la filosofía. Basada en la imaginería romántica de Keats, el realismo poético de Whitman y la crudeza de Nietzsche, forjó su propia teoría de la danza. Desde 1897 estudia los movimientos de la danza griega en jarrones de la época clásica conservados en el Museo Británico de Londres. Basándose en esta investigación, organiza un baile que presenta en Londres y varias ciudades europeas.

A los 19 años, en Nueva York, conoció al dramaturgo Augustin Daly, quien le abrió las puertas para presentarse en varios escenarios. El resto fue una sucesión de asombros, incertidumbres y éxitos. Los críticos no soportaban ver a una mujer irreverente que bailaba descalza, con una túnica y sin maquillaje, pero admitían que en su danza había un arte original y apasionado. El éxito obtenido en Inglaterra le abrió las puertas de los principales teatros europeos, recorriendo Francia, Italia y Grecia. Sus ideas influyeron en la compañía de danza de Serguei Diaghiley; en 1902 compra cerca de Atenas la colina de Cópanos para establecer un templo de la danza, proyecto que no concluyó por cuestiones económicas. También realizó actividades de beneficencia.

Regresa a Berlín e inicia una modesta escuela de ballet, en 1913 interrumpe sus actuaciones pues sus dos hijos perecen ahogados. Luego trata de fundar sin éxito su escuela en distintas ciudades europeas; en 1921, por invitación del gobierno soviético, radica en Moscú. Al año siguiente contrae matrimonio con el poeta ruso Serguei Esenin, quién se suicida en 1925.

En 1926 publica "Mi vida"; su capacidad de innovación artística fue extraordinaria, así como dolorosa fue su vida. "La ninfa", además de su belleza, poseía un poder de seducción que la mantenía rodeada de amigos, entre los que se contaban intelectuales, pintores y poetas, así como de numerosos admiradores que deseaban conocerla. La cautivación que ejercía entre los que le rodeaban, determinó que empezaran a ligarla amorosamente con múltiples pretendientes y pronto surgió el mito de que Isadora acarreaba la desgracia a las personas a quienes amaba.

Si la separación de sus padres fue el pesar más agudo en su infancia, luego la esperarían dos hechos aún más trágicos: la desaparición de sus dos hijos, ahogados en el río Sena, en 1913, durísimo golpe para la Ninfa; y su propia y absurda muerte, en Niza, el 14 de septiembre de 1927, cuando su bufanda se enredó en el volante del auto que manejaba. Fue así cómo la danza perdió a una de sus culturas más originales y revolucionarias, tal como ella, cuando niña, se prometió a sí misma y al mundo. En 1928 aparece la obra póstuma "El arte de la danza", escrita por Isadora durante su refugio en Niza, con el deseo de proporcionar un compendio de sus enseñanzas, la cual es considerada obra clásica del género.

Sólo la danza, nada más. La danza del espíritu, como ella decía. Porque estaba convencida de que no era su cuerpo el que bailaba, sino su esencia, su alma, su interior. Fue un ser libertario que jamás sucumbió a los formalismos y que no se dejó encasillar. Una de sus innovaciones fue la libre interpretación de partituras no escritas para ser bailadas, como las de Schubert o Chopin.

Entre sus amores estuvieron Iván Miroski, Oscar Berege, Heirich Thode y Edward Craig. Con ninguno se comprometió, porque le gustaban las relaciones libres. Pero sucumbió ante el poeta ruso Serge Esenin, cuya relación fracasó estrepitosamente. Pero nada impidió que difundiera su arte por el mundo. Creó escuelas en Francia, Alemania y Rusia, y sentó las bases de una danza que se alejó de lo clásico y se opuso a las técnicas de enseñanza tradicional.

Isadora mantuvo su peculiar postura ante la vida: se consideraba atea, practicaba el amor libre y manifestó una opinión positiva acerca de la Revolución Rusa. Su concepto estético reivindicó el culto, el rito y la naturaleza del cuerpo. Tal como fue la enigmática personalidad de la Ninfa. Su amor por el arte rebasó su propia existencia, pues jamás permitió que la pareja, la familia o las necesidades económicas obstaculizaran sus planes de ''hacer la revolución'' en la danza.

BREVE HISTORIA DE LA DANZA




La danza ha formado parte de la Historia de la Humanidad desde el principio de los tiempos. Las pinturas rupestres encontradas en España y Francia, con una antigüedad de mas de 10.000 años, muestran dibujos de figuras danzantes asociadas con ilustraciones rituales y escenas de caza. Esto nos da una idea de la importancia de la danza en la primitiva sociedad humana.

Muchos pueblos alrededor del mundo ven la vida como una danza, desde el movimiento de las nubes a los cambios de estación. La historia de la danza refleja los cambios en la forma en que el pueblo conoce el mundo, relaciona sus cuerpos y experiencias con los ciclos de la vida.

En la India, entre los hindúes, el Creador es un bailarín, Siva Nataraj hace bailar el mundo a través de los ciclos del nacimiento, la muerte y la reencarnación. En los primeros tiempos de la Iglesia en Europa, el culto incluía la danza mientras que en otras épocas la danza fué proscrita en el mundo occidental. Esta breve historia de la danza se centra en el mundo occidental.

La Danza en la Antigüedad

Desde el Egipto de los Faraones hasta Dionisio, los legados escritos, los bajorelieves, mosaicos.. nos permiten conocer el mundo de la danza en las antiguas civilizaciones egipcia, griega y romana. En el antiguo Egipto, las danzas ceremoniales fueron instituidas por los faraones. Estas danzas, que culminaban en ceremonias representando la muerte y la reencarnación del dios Osiris se fueron haciendo cada vez mas complejas hasta el punto de que solo podian ser ejecutadas por profesionales altamente calificados. En la Grecia antigua, la influencia de la danza egipcia fué propiciada por los filósofos que habían viajado a Egipto para ampliar sus conocimientos. El filósofo Platón, catalizador de estas influencias, fué un importante teórico y valedor de la danza griega. Los rituales de la danza de los Dioses y Diosas del Panteón Griego han sido reconocidos como los orígenes del teatro contemporáneo occidental. Alrededor de Dionisio, el dios griego del vino y la embriaguez ( conocido también como Baco ), grupos de mujeres llamadas ménades iban de noche a las montañas donde, bajo los efectos del vino, celebraban sus orgías con danzas extásicas. Estas danzas incluían, eventualmente, música y mitos que eran representados por actores y bailarines entrenados. A finales de siglo V antes de Cristo estas danzas comenzaron a formar parte de la escena social y política de la antigua Grecia.

Entre los romanos, la aceptación de la danza por parte de los poderes públicos fué decayendo. Hasta el 200 a.c. la danza formó parte de las procesiones romanas, festivales y celebraciones. Sin embargo, a partir del 150 a.c. todas las escuelas romanas de baile cerraron sus puertas porque la nobleza romana consideró que la danza era una actividad sospechosa e incluso peligrosa. De todos modos, la fuerza del movimiento no se detuvo y bajo el mandato del emperador Augusto ( 63 a.c. 14 d.c. ) surgió una forma de danza conocida actualmente como pantomima ó mímica en la que la comunicación se establece sin palabras, a través de estilizados gestos y movimientos y se convirtió en un lenguaje no verbal en la multicultural Roma. La cristianización del Imperio Romano introdujo una nueva era en la que el cuerpo, la sexualidad y la danza resultaron unidas y fueron objeto de controversia y conflictos.

La danza en la Edad Media

La actitud de la Iglesia Cristiana hacia la danza, a partir del Siglo IV y durante toda la Edad Media fué ambivalente. Por un lado encontramos el rechazo de la danza como catalizadora de la permisividad sexual, lascivia y éxtasis por líderes de la Iglesia como S. Agustín (354-430) cuya influencia continuó durante toda la Edad Media. Por otro lado, antiguos Padres de la Iglesia intentaron incorporar las danzas propias de las tribus del norte, Celtas, Anglosajones, Galos.. en los cultos cristianos. Las danzas de celebracion estacional fueron a menudo incorporadas a las fiestas cristianas que coincidian con antiguos ritos de fin del Invierno y celebración de la fertilidad con la llegada de la Primavera. A principios del siglo IX Carlomagno prohibió la danza, pero el mando no fué respetado. La danza continuó como parte de los ritos religiosos de los pueblos europeos aunque camuflados con nuevos nombres y nuevos propósitos.

Durante esta época surgió una danza secreta llamada la danza de la muerte, propiciada por la prohibición de la iglesia y la aparición de la Peste Negra. Nacida como danza secreta y extásica durante los siglos XI y XII la danza de la muerte comenzó como respuesta a la Peste Negra que mató a mas de 50 millones de personas en 200 años. Esta danza se extendió desde Alemania a Italia en los siglos XIV y XV y ha sido descrita como una danza a base de saltos en la que se grita y convulsiona con furia para arrojar la enfermedad del cuerpo.
El Renacimiento y el nacimiento del Ballet

El advenimiento del Renacimiento trajo una nueva actitud hacia el cuerpo, las artes y la danza. Las cortes de Italia y Francia se convirtieron en el centro de nuevos desarrollos en la danza gracias a los mecenazgos a los maestros de la danza y a los músicos que crearon grandes danzas a escala social que permitieron la proliferación de las celebraciones y festividades. Al mismo tiempo la danza se convirtió en objeto de estudios serios y un grupo de intelectuales autodenominados la Pléyade trabajaron para recuperar el teatro de los antiguos griegos, combinando la música, el sonido y la danza. En la corte de Catalina de Medici (1519-1589), la esposa italaiana de Enrique II, nacieron las primeras formas de Ballet de la mano del genial maestro Baltasar de Beauyeulx. En 1581, Baltasar dirigió el primer ballet de corte, una danza idealizada que cuenta la historia de una leyenda mítica combinando textos hablados, montaje y vestuario elaborados y una estilizada danza de grupo. En 1661, Luis XIV de Francia autorizó el establecimiento de la primera Real Academia de Danza. En los siglos siguientes el ballet se convirtió en una disciplina artística reglada y fué adaptándose a los cambios políticos y estéticos de cada época. Las danzas sociales de pareja como el Minuet y el Vals comenzaron a emerger como espectáculos dinámicos de mayor libertad y expresión.
En el siglo XIX, la era del ballet romántico refleja el culto de la bailarina y la lucha entre el mundo terrenal y el mundo espiritual que trascende la tierra, ejemplarizado en obras tales como Giselle (1841), Swan Lake (1895), y Cascanueces (1892). Al mismo tiempo, los poderes políticos de Europa colonizaron Africa, Asia y Polinesia donde prohibieron y persiguieron las danzas y los tambores por considerarlos bastos y sexuales. Esta incomprensión de la danza en otras culturas parece cambiar al final de la Primera Guerra Mundial y las danzas de origen africano y caribeño crean nuevas formas de danza en Europa y en América.

La Danza en el siglo XX

Después de la I Guerra Mundial, las artes en general hacen un serio cuestionamiento de valores y buscan nuevas formas de reflejar la expresión individual y un camino de la vida mas dinámico. En Rusia surge un renacimiento del ballet propiciado por los mas brillantes coreógrafos, compositores, artistas visuales y diseñadores. En esta empresa colaboraron gentes como: Ana Pavlov, Claude Debussy, Stravinsky, Pablo Picasso... Paralelamente a la revolución del Ballet surgieron las primeras manifestaciones de las danzas modernas. Como reacción a los estilizados movimientos del ballet y al progresivo emancipamiento de la mujer surgió una nueva forma de bailar que potenciaba la libre expresión. Una de las pioneras de este movimiento fué Isadora Duncan. A medida que la danza fué ganando terreno, fué rompiendo todas las reglas.
Desde los años 20 hasta nuestros dias nuevas libertades en el movimiento del cuerpo fueron los detonantes del cambio de las actitudes hacia el cuerpo. La música con influencias latinas, africanas y caribeñas inspiraron la proliferación de las salas de baile y de las danzas como la rumba, la samba, el tango ó el cha cha cha. El renacer del Harlem propició la aparicón de otras danzas como el lindy-hop ó el jitterbug. A partir de la década de los 50 tomaron el relevo otras danzas mas individualistas como el rock and roll, el twist y el llamado free-style; luego apareció el disco dancing, el breakdancing... La Danza, con mayúsculas, sigue formando parte de nuestras vidas al igual que lo hizo en la de nuestros antepasados. Es algo vivo que evoluciona con los tiempos pero es consustancial con la naturaleza humana.

Fuente: http://members.tripod.com/moldes1/tecnica/historia.html

sábado, 23 de diciembre de 2006

LA DANZA DE LA MATERIA




En la mitología antigua, la creación del mundo
se representa como la danza de Dios.

Shiva Nataraja despierta y da vida con los
impulsos sonoros a través de la materia.

La materia danza, shiva con su danza
construye y destruye.

Se considera al Creador el "que mueve
y no se mueve"

Hayar

FRITJOF CAPRA "El Tao de la Física"


FRITJOF CAPRA "El Tao de la Física"


"Estaba sentado una noche al borde del océano una noche de verano, mirando desfilar las olas y sintiendo el ritmo de mi respiración, cuando tome de repente conciencia de todo mi medio ambiente como estando implicado en una gigantesca danza cósmica.

Siendo físico, sabía que la arena, las rocas, el agua, el aire alrededor de mí estaba compuesto de moléculas vibrantes y de átomos, consistiendo en partículas que crean y destruyen otra por interacción. Yo sabía también que la atmósfera de la Tierra estaba continuamente bombardeada por las lluvias de rayos cósmicos, partículas de alta energía sometidas a múltiples colisiones cuando penetran el aire. Todo esto me era familiar por mi investigación en física sobre altas energías, pero hasta ahí, solo lo había experimentado a través de gráficos, de diagramas, y de teorías matemáticas. Mientras quedaba en la playa, mis experimentos teóricos pasados se volvieron vivientes. Vi cascadas de energía bajar del espacio en cuyo seno las partículas estaban creadas y destruidas según las pulsaciones rítmicas. Vi los átomos de los elementos y los de mi cuerpo participar a esta danza cósmica de la energía. Sentía los ritmos y entendía los sonidos, y a ese momento preciso, supe que era la danza de Shiva, el señor de la danza adorada por los hindúes."

Fritjof Capra , prefacio des "Tao de la Física

LA DANZA CÓSMICA DE SHIVA





La Danza Cósmica
de Shiva

Shiva Nataraja, el Señor de la Danza, aparece suspendido entre poder sin trabas y perfecto equilibrio. Él danza creación en existencia dentro de un círculo de fuego, que representa la conciencia. Cada elemento es simbólico -- las manos, la luna, el enano, las diez trenzas de cabello, la calavera, y demás.


LA DANZA CÓSMICA DE SIVA NATARAJA ES TANTO SÍMBOLO COMO REALIDAD. ES EL MOVIMIENTO DE LA CREACIÓN, LA PRESERVACIÓN Y LA DISOLUCIÓN, LA TRÍADA QUE TOMADA JUNTA ES EL PRINCIPIO DE MAYA, EL IMPULSO SIN FIN DE DIOS, que tiene lugar dentro de cada uno de nosotros y dentro de cada átomo del universo. Todos estamos danzando con Siva en este mismo momento y Él con nosotros. En medio de Su danza agitada, la CABEZA de Dios Siva está balanceada y quieta, SU EXPRESIÓN serena y calma, en perfecta estabilidad como el inmóvil Agente de movimiento. Su ARO derecho, hecho de una serpiente, es masculino. El izquierdo, un gran disco, es femenino. Juntos ellos simbolizan el hecho de que Siva no es ni varón ni mujer, sino que trasciende a ambos. El TERCER OJO de Dios Siva es el ojo de fuego y simboliza elevada percepción, extendiéndose a través del pasado, del presente y del futuro. El CABELLO de Dios Siva es como los largos desatendidos bucles de los ascetas, volando energéticamente. En Su cabello están: la SERPIENTE SHESHANAGA, representando el ciclo de los años, una CALAVERA, simbolizando el poder de destrucción de Siva; la LUNA CRECIENTE del quinto día, simbolizando Su poder creativo; y la DIOSA GANGES, el río más sagrado de la India, símbolo de la gracia que desciende. La MANO IZQUIERDA de Dios Siva sostiene una llama ardiente, el Dios fuego Agni, simbolizando Su poder de destrucción, samhara, por el cual el universo es reabsorbido al final de cada ciclo de creación, sólo para ser recreado de nuevo por Dios Siva. Esta mano representa NA en el Mantra Panchakshara, Na-Ma-Si-Va-Ya. Su PIE APOYADO representa la sílaba MA y simboliza Su gracia de ocultamiento, tirodhana shakti, que limita conciencia, permitiendo a las almas madurar a través de experiencia. Siva danza sobre una figura conocida como APASMARA, "olvidadizo o desatento", que representa el alma ligada por anava mala, el velo individuador de dualidad, fuente de separación de Dios. Apasmarapurusha mira hacia arriba serenamente al pie levantado de Dios Siva, el refugio, liberación y destino últimos de todas las almas sin excepción. La MANO IZQUIERDA DELANTERA de Dios Siva, que representa la sílaba VA, sostenida en la pose de trompa de elephante, gajahasta, apunta a Su pie izquierdo, fuente de la gracia reveladora, anugraha shakti, por la cual las almas retornan a Él. Los BRAZOS DERECHO e IZQUIERDO DE ATRÁS están balanceados, como lo están la creación y la destrucción. La MANO DERECHA DE ATRÁS de Siva, que representa la sílaba SI, sostiene un tambor de cintura angosta, damaru, símbolo de la creación, que comienza con sonido no sonoro, Paranada, del cual surge el mantra Aum. La MANO DERECHA DE ADELANTE está levantada en el gesto de abhaya, "no temais", simbolizando el poder de Siva de srishti, preservación y protección, y que representa a sílaba YA. El PIE LEVANTADO del Señor Siva simboliza Su gracia reveladora, anugraha shakti, por la cual el alma trasciende finalmente las ataduras de anava, karma y maya y realiza su destino con Él. La PIEL del Señor Siva es de color rosado. Su cuerpo está untado con CENIZA SAGRADA, vibhuti, símbolo de pureza. La GARGANTA AZUL representa Su compasión por tragar el mortal veneno halahala para proteger a la humanidad. Él porta un COLLAR DE CALAVERAS, simbolizando la perpetua revolución de las eras. La SERPIENTE JAHNUWI adorna su cuerpo, símbolo de Su identidad con el poder kundalini, la fuerza espiritual comunmente latente dentro del hombre enrollada en la base de la espina dorsal. Elevada a través de yoga esta fuerza propele al hombre hacia la Realización de Dios. Siva viste una PIEL DE TIGRE, símbolo del poder de la naturaleza. Su FAJÍN, katibhandha, es aventado hacia un lado por Su rápido movimiento. El ARCO DE LLAMAS, prabhavali, en el cual Siva danza es el Hall de la Conciencia. Cada llama tiene tres menores llamas, simbolizando fuego en la Tierra, en la atmósfera y en el cielo. En el tope del arco está MAHAKALA, el "Gran Tiempo". Mahakala es Dios Siva mismo quien crea, trasciende y concluye al tiempo. Siva Nataraja danza dentro del estado de trascendencia sin tiempo. El PEDESTAL de doble loto, mahambujapitha, simboliza manifestación. De esta base emana el cosmos.

Los cuatro sagrados Vedas, las escrituras más antiguas de la humanidad, entonan, "A Rudra [Siva], Señor de sacrificio, de himnos y de medicinas balsámicas, rogamos por alegría y salud y fuerza. Él brilla en esplendor como un sol, refulgente como oro brillante es él, el mejor de entre los Dioses (Rig Veda 1.43.4-5)". "Él es Dios, oculto en todos los seres, sus almas más internas en todos. Él vela por los trabajos de la creación, vive en todas las cosas. Él es pura conciencia, más allá de las tres condiciones de la naturaleza (Yajur Veda, Svetashvatara Upanishad 6.11 upm)".